7/25/2015

La Cadena de Mariano.

Cuando Mariano era solo un niño, por botar el azúcar del mueble, recibió el primer golpe de su vida, luego del golpe miró con sorpresa el rostro de su madre y encontró cólera, se sintió odiado, ese día algo en el interior de Mariano, murió. Fue más cuidadoso con la azúcar, sin duda, sin embargo, nunca volvió a tener la misma confianza en él mismo. Esa fue la primera vez y vinieron muchas otras, la que más le pegó fue su madre, también le llegó de su padre y de sus hermanos.

Ya tenía 8 cuando debutó resolviendo problemas con violencia. La pelota de su curso, cayó en el patio de los niños del tercero, un niño que no conocían no quería devolver la pelota a sus compañeros, entonces Mariano se levanta y mientras caminaba hacia el niño con la pelota, comienzan a pasar muchas imagen en sus cabeza, todas era de golpes que recibió en sus cortos 8 años, cuando se plantó frente al niño que tenía su pelota, no lo pensó dos veces y le dio un golpe con todas sus fuerzas con el puño cerrado en medio de su nariz, la sangre no se hizo esperar y el patio se transformo en un gallinero agitado. Mariano le había quebrado la nariz a un niño un año mayor. Los padres se mostraron molestos frente al inspector, pero nunca lo regañaron y su padre en secreto estaba muy orgulloso.

Si decimos que fue el debut es por que estas conductas no se detuvieron nunca y cada golpe abrió una nueva lata de problemas. Mariano hoy pregona a los 4 vientos que es una "buena persona", que no es ningún delincuente (trabaja honestamente en una construcción). Agradece los golpes que recibió de su madre y no se cansa de fundamentar por qué los golpes que le da a su hijo son tan importantes, cuando lo confrontan por los maltratos a los que somete a su familia, el cita a la Biblia y justifica su conducta salvaje apuntando los delincuentes que "según él" se criaron sin golpes y por eso hoy esas personas son delincuentes.

Mariano realmente no es feliz, su señora no es feliz, sus hijos no son felices y tampoco sus padres fueron felices, sin embargo a punta de golpes fueron obedientes (mientras los vigilaban) aprendieron a ser sumisos frente a los poderosos y les lavaron la cabeza de tal forma, que olvidaron todo lo que sintieron, al ser golpeados y hoy le hacen sentir lo mismo a sus hijos. Mariano no pudo romper la cadena del maltrato. Tú puedes ser más que Mariano. No repitas la Violencia.

@pallamares

5 Comments:

Blogger Unknown said...

Mas claro ni el agua. Excelente manera de plantear el tema de romper con un patrón.

jueves, diciembre 03, 2015 4:28:00 p.m.  
Blogger Brenda acuña said...

Y que hay de las que argumentan "una nalgada no es igual a una golpiza"? Cómo responder a eso Álvaro?

domingo, diciembre 06, 2015 9:14:00 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola. Gracias por el aporte que los Psicólogos hacen a la sociedad, ya que son muy importantes. Saludos a todos.

viernes, marzo 11, 2016 12:01:00 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

estoy en busca de ayuda, me siento sobre pasada y mi pequeña no lo merece.. isabel.atienza@gmail.com

Gracias y saludos.

miércoles, marzo 30, 2016 12:06:00 p.m.  
Anonymous NanasChile said...

Buen aporte!!

domingo, septiembre 18, 2016 9:06:00 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home