3/19/2009

Indicadores de Bullying

Me fue interesante comprobar que hoy (Viernes 13 de marzo 2010) algunos diarios chilenos le dieron cobertura a un gran aporte para la salud mental infantil. La traducción y difusión de un libro de Michelle Elliot editado por el Fondo de Cultura Económica.

El bullyin es definido por Wikipedia de la siguiente forma
"El acoso escolar (también conocido como hostigamiento escolar, matonaje escolar o, incluso, por su término inglés bullying) es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. Estadísticamente, el tipo de violencia dominante es el emocional y se da mayoritariamente en el aula y patio de los centros escolares. Los protagonistas de los casos de acoso escolar suelen ser niños y niñas en proceso de entrada en la adolescencia (12-13 años), siendo ligeramente mayor el porcentaje de niñas en el perfil de víctimas."


En el artículo del diario La Tercera es posible encontrar herramientas concretas para identificar y resolver el problema.
Acá un extracto
"COMO DETECTAR EL BULLYING
Existe un código de silencio que rodea al hostigamiento. Y esa regla no escrita es la que, muchas veces, impide que los adultos se den cuenta de que un niño está siendo acosado. En esos términos, la autora elabora una lista de señales que esconden o pueden revelar una situación de bullying.
En el caso de las víctimas, es decidor que no quieran ir al colegio; que comiencen a tener mal rendimiento; que lleguen a menudo con ropa o libros rotos; que dejen de comer o se vuelvan obsesivos por la limpieza (son reacciones a que los molesten con "gordo" o "sucio"). También hay reacciones físicas como, por ejemplo, padecer dolores de estómago o de cabeza por el estrés que les produce la situación.
En el aspecto sicológico, se pueden volver más retraídos o empezar a tartamudear. Y en el caso de los niños más chicos, que comiencen a orinarse en la cama o a quedarse dormidos llorando es un síntoma sospechoso. Si además de todo lo anterior, el niño se niega a decir lo que está pasando y expone motivos inverosímiles para explicar cualquiera de los puntos anteriores, el hostigamiento es una causa probable.
ESTRATEGIAS ANTI ACOSO
Nada es definitivo. La intimidación en los colegios, advierte la autora, nunca se eliminará del todo y en la búsqueda de los métodos para evitar el hostigamiento hacia un niño, no hay una fórmula única. Sí, el libro da cuenta de algunos lineamientos para neutralizar los ataques. Los consejos y ejemplos son para ayudar a la víctima a enfrentar al agresor de una manera no agresiva y para que los padres se conviertan en colaboradores activos en contra del bullying.
Proyectar seguridad. Resulta clave que el niño agredido no actúe ni se sienta como víctima. Y para ejemplificarlo, el libro cuenta cómo unos padres le pidieron a su hijo que caminara como si tuviera miedo, con la cabeza agachada y los hombros encorvados. Entonces le preguntaron cómo se sentía mientras caminaba. "Asustado", respondió él. Después le dijeron que caminara con la cabeza en alto, con pasos largos y mirando al frente. Cuando le preguntaron cómo se sentía dijo "fuerte".
Ensayar el "no". El manejo emocional es importante. Así lo comprobó una niña que practicó diciendo "no" frente al espejo durante un mes y su madre hizo que una amiga la acompañara al colegio. Cuando la hostigadora se acercó, la niña la miró a los ojos y le dijo "déjame en paz", con voz fuerte y firme, y se alejó. La molestadora empezó a seguirla y la niña y la amiga le gritaron "aléjate de nosotras". La agresora se fue.
El humor también es una medida útil, porque es más difícil acosar a un niño que se niega a tomar en serio las intimidaciones. Una estrategia concreta es responder a las provocaciones diciendo lo mismo una y otra vez como respuesta a cada provocación. El método se llama "disco rayado" y consiste, por ejemplo, en decir "gracias" a cada una de las agresiones. Es una respuesta tonta que después de un rato aburre al molestador.
Advertencia directa. Para atacar el problema del bullying, una madre fue más directa. Partió al colegio, buscó a las que estaban atemorizando a su hija y les dijo: "No me importa que no les guste mi hija; están en su derecho. Pero ¡ay de ustedes si me entero de que se han acercado a ella, ¿queda claro?" Después de ese día, la mujer se mantuvo en las cercanías del colegio por una semana... las niñas buscaron una nueva víctima.
Apoyo grupal. Otra mujer abordó el problema de la intimidación en forma más masiva. Organizó un grupo de padres que trabajan con el problema generalizado de las intimidaciones. Parte de su estrategia consistió en decirles a los niños que estaba bien que contaran cuando los estuvieran hostigando, que eso no era ser soplón.
PARA NEUTRALIZAR AL AGRESOR
Aislarlo. El acosador tiene poder porque los que están a su alrededor no hacen nada o alientan la conducta intimidatoria porque genera emoción. Así, si profesores y padres logran aislar al agresor de su círculo, éste puede cambiar su conducta. El libro cita el caso de una mamá que rompió el ciclo de agresión invitando a dos de los amigos del "matón" y a sus familias a un asado. Con eso eliminó el deseo del grupo de acosar a su hijo.
Otro tipo de éxito. Incentivar que el agresor se sienta reconocido por otras cosas. La idea es darle una actividad como música, arte o deporte: "En ese proceso puede obtener suficiente aprobación para dejar de agredir a los demás". Fue el caso de un profesor que le enseñó a un niño a trabajar la madera y comenzó a hacer cajas preciosas, las mismas que el profesor se aseguró de que fueran exhibidas y admiradas en forma ostensible.
¿DEVOLVER EL GOLPE?
Una estrategia frecuente -y controversial- es que muchos padres alientan a sus hijos a aprender a defenderse o, incluso, los conminan a ser violentos para detener al agresor. La autora reconoce que esta estrategia puede ser efectiva, sin embargo, advierte que es peligrosa para el niño afectado. "Aunque puede funcionar, pone a la víctima, quien a menudo es más pequeña y débil, en una situación imposible", asegura. De hecho, agrega, los acosadores suelen escoger víctimas débiles.
"Intimidación. Una guía práctica para combatir el miedo en las escuelas", de la profesora y sicóloga británica Michele Elliott" diario La Tercera

Artículo en la tercera

Artículo en La Nacion

Página informativa en ingles

Etiquetas:

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

He vivido un caso de acoso infantil en mi clase (ñiñas de 9 años)Fue muy duro. Mi duda es, después de haber leído mucho si a las agresoras se las debe imponer un castigo. Gracias. (España)

domingo, marzo 21, 2010 9:53:00 a. m.  
Blogger Alvaro Pallamares said...

Las acciones tiene consecuencias, eso también rige para los agresores, la consecuencias (se recomienda privación de privilegios)tiene que ser equitativa a la gravedad de la falta, es el punto de partida. Esa es una de las arístas, no la solución del problema, es parte del proceso.

lunes, mayo 10, 2010 9:09:00 p. m.  
Blogger Montse said...

Estoy presenciando un caso de bulling(no estoy muy segura todavía) y no sé muy bien como reaccionar.
Un niño de 9 años molesta insistentemente a otro igual, haciendo caso omiso de los ruegos de este. Por otro lado estos dos chicos son amigos y creo se quieren mutuamente ya que han compartido muchos momentos de juego fuera de la escuela. La "víctima" es un personaje imaginativo, inteligente, parece ser que sabe muy bien lo que quiere...y bastante sensible.
Ultimamente he notado que le preocupa esta situación y su respuesta es hacer tonterias y payasadas que estaán resultando cansinas para todo el mundo. Seguramente esta reacción es consecuencia de que otros compañeros, quizas con menos fuerza intervienen en el "juego".
Desearía ayudar al muchacho y no sé muy bien como actuar ni si se trata de un caso claro de acoso. Soy maestra de los niños en questión. Gracias.

domingo, marzo 13, 2011 11:02:00 a. m.  
Blogger AdriRam said...

Y cuando el acoso lo hace un profesor al alumno?? Qué hacer??

martes, setiembre 25, 2012 8:06:00 p. m.  
Anonymous Ana Isabel said...

Veo que aquí figuran varias consultas. Intentaremos aportar nuestras ideas.
Desde nuestra experiencia, hemos observado que animar a los chicos a que siempre hay que defenderse, es fundamental; ellos buscan sus propias formas. Sí eso no ocurre, se les ánima a hablar con el agresor a solas (normalmente el agresor actúa de ese modo por los que hay alrededor, cuando éstos desaparecen, actúa de forma muy diferente, y en este caso positivamente a medio y largo plazo) sobre una situación concreta, con ideas y modelos de frases asertivas, previamente ensayadas. Caso de que les sea imposible acercarse al agresor a solas, esto último es fundamental, puede haber un adulto mediador, aunque es importante que la víctima vaya diciendo cada vez más argumentos a su favor.
Es díficil explicar una dinámica, pero este proceso lleva su tiempo de elaboración de sentimientos para que la víctima se fortalezca de nuevo.
Por supuesto el agresor también tiene un problema, pero ya sería muy largó.
Saludos

sábado, octubre 12, 2013 8:04:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Es una pena, como tantos niños sufren por este mal sentimiento del maltrato. Lo peor esque son niños contra niños.

miércoles, noviembre 06, 2013 5:49:00 p. m.  
Blogger ale flores said...

Considero que el bullying siempre ha existido, la diferencia es que ahora se hace de forma más abierta. La estrategia que cada quien ocupe en un determinado caso será la que más convenga para ambas partes, tanto para el agredido como para el agresor. Pero una constante debe ser darle seguridad y amor por parte nosotros como padres a nuestros hijos, para que ellos sepan darse a respetar con los demás y en el caso de que nuestro hijo sea el agresor, estar al pendiente para hacerle entender que todos merecemos respetar y ser respetados pero sin violencia. Esto es, que no deben de tratar mal a la gente ni por su aspecto, color, raza, condición, etc. O sea, no hacer lo que no querramos que nos hagan. Gracias.

domingo, diciembre 08, 2013 10:30:00 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home