1/29/2007

Aprendizaje Vicario

La tecnología no sólo ha permitido escuchar más y mejor música o tener teléfonos que cada vez hagan más cosas. El mismo medio en que se transmiten estas palabras es un vivo ejemplo de como la tecnología se diversifica y permite las metas que nosotros nos fijemos. En febrero del 2005 es creado un sitio para compartir videos, en pocos meses se trasformo en el sitio más visitado del mundo, poniendo a disposición de los millones de usuarios, un aún mayor número de videos de toda naturaleza, índole y duración.
He encontrado en este sitio un grupo considerable de videos que tienen una evidente riqueza psicoterapéutica, educativa, formativa y un complemento ideal para trasformar la educación en algo más seductor y promocionando además la creatividad.
En los 70 Albert Bandura se daba a conocer a la luz pública por sus experimentos que comprobaban el aprendizaje vicario y en resumidas cuentas el como los niños imitan los comportamientos que ven en otros, lo cual trajo un sin fin de implicancias que aún son estudiadas y analizadas en la actualidad. Acá les muestro un extracto del histórico video que muchos de nosotros leímos en la universidad:

Videos tu.tv



El acceso ha este video es permitido por una creación humana, pero como toda herramienta que el ser humano ha creado podemos encontrar su neutralidad doblada por nuestra intencionalidad transformando estas en un veneno o en su cura. Vemos como los niños en el video previo imitan las imágenes una vez que se encuentran en la sala, bueno el dilema ahora es que los niños con internet tienen acceso a millones de imágenes donde podrán encontrar tanto el veneno o la cura. El acceso a internet debe ser guiado y mediado por un adulto.
Los años transcurrieron y las ideas de Bandura se cristalizaron en la cultura transformándose hoy, afortunadamente, en una obviedad. Elegí otro video para cerrar donde vemos como esta idea ha sido madurada y dio paso a un excelente publicidad que refleja el como modelamos a los niños mas profundamente con nuestras acciones que con nuestro discurso.


3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hola muy entretenido blog, me pregunto que opinas acerca del aprendizaje vicario en adultos, asi como tambien de los condicionamientos, yo creo que estas modalidades conductuales no son solamente de niños, sino tambien de adultos, solamente que los niños son mas instintivos, por lo que se les nota mas, sino preguntemosle a los ratoncitos de Skinner.. jejeje un saludo afectuoso, Macarena

martes, abril 17, 2007 6:01:00 a.m.  
Blogger alvaro said...

Mi opinión es variada: creo que el aprendizaje vicario es propio de la especie humana yendo incluso más allá, siendo también posible observarlo en algunas otras especies animales, [para mayor información consultar Maturana y Varela 1984 y el macaco Imo en Japon] ahora con respecto al aprendizaje vicario en adultos, diría que hay dos factores que influyen en su desenvolvimiento, uno se relacionaría con la edad, a mayor edad menor posibilidades de adquirir nuevos aprendizajes, habrían periodos sensibles donde el ser humano es mas receptivo a comprender e internalizar habilidades por medio de la observación de su congéneres, pero esta variable no es determinante, por que esto se conjuga con otra variable que puede y llega a ser más importante, y es la flexibilidad versus la rigidez, adultos que tienen organizaciones flexibles que han estimulado y adquirido aprendizajes por medio de la observación pueden prolongar este periodo sensible y trasformarlo en parte de su forma de enfrentar el mundo y personas de muy avanzada edad, pueden hoy hacer utilización de las herramientas tecnológicas que están a disposición al observar a sus nietos manejar estas.

Gracias Macarena por tu interés y espero que le saques el máximo provecho a este espacio.

domingo, abril 22, 2007 2:35:00 p.m.  
Anonymous Paula said...

excelente tus publicaciones, me hacen crecer sin duda como madre y educadora, saludos!

sábado, febrero 04, 2012 12:42:00 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home