6/04/2006

Apego Desorganizado. Lyons Ruth

Karlen Lyons Ruth Miembro del equipo de investigación del Harvard College, cual cometa ha dejado una estela conocimientos, integrando el psicoanálisis más duro con la investigación de punta en patrones de apego. Específicamente Lyons Ruth a logrado acuñar un andamiaje explicativo en la génesis misma del apego desorganizado.
En la cita a continuación, tomo las tres tablas de un artículo publicado el 2003 por la autora.
La tabla 1 Nos describe un abanico de conductas de los infantes que pueden ser identificadas como estrategias desorganizadas para regular el estrés.
La tabla 2 Nos muestra las probables perturbaciones parentales que pueden generar desorganización en los niños.
La tabla tres Nos muestra otro registro de conductas parentales que desorganizan a los infantes, acá resalto el hecho que una actitud temerosa, por parte del cuidador, es también una fuente de desorganización.

¿Es grave que un infante conforme un vínculo de apego desorganizado?

Si es grave.
El apego desorganizado es predictor de dificultades en la regulación de las emociones y en la relación afectiva con otro, el ciclo de vida se llena de probabilidades poco prometedoras y en la adultez se relaciona con trastornos límites de la personalidad. (Fonagy, 1999) La conformación de los vínculos es dinámica y extremadamente flexible en la primera infancia, una detección temprana hace posible corregir estos desencuentros y brindarles orientación a los padres para que puedan envestir de mayor seguridad a sus hijos.


Tabla 1
Índices de Conducta de Apego Desorganizado-Desorientado en el Infante

1. Despliegue secuencial de patrones conductuales contradictorios, tales como una conducta de apego muy fuerte seguida repentinamente por la evitación, la congelación o conductas absortas.

2. Despliegue simultáneo de conductas contradictorias, tales como una fuerte evitación junto con una fuerte búsqueda de contacto, angustia o enfado.

3. Movimientos y expresiones indirectos, mal encauzados, incompletos e interrumpidos, por ejemplo grandes expresiones de angustia acompañadas de movimientos tendientes a alejarse de la madre, en lugar de acercarse.

4. Estereotipos, movimientos asimétricos, movimientos descoordinados y posturas anómalas, tales como tropezar sin razón aparente y sólo cuando una figura parental está presente.

5. Movimientos y expresiones de congelación, inmovilidad y ralentizados “como debajo del agua”.

6. Indicaciones indirectas de aprensión con respecto a la figura parental, tales como la espalda encorvada o expresiones faciales de miedo.

7. Indicaciones indirectas de desorganización y desorientación, tales como deambulación desorientada, expresiones confusas o absortas o cambios rápidos y múltiples del afecto.




Tabla 2. Dimensiones de la Comunicación Afectiva Materna Perturbada

Errores Afectivos

a. Indicaciones contradictorias (p. ej. invita verbalmente a la aproximación, luego se distancia).

b. Falta de respuesta o respuesta inapropiada (p. ej. no ofrece bienestar al infante angustiado).

Desorientación (ítems de Main y Hesse, 1992)

a. Confundido o asustado por el infante (p. ej. exhibe una expresión atemorizada).

b. Desorganizado o desorientado (p. ej. repentina pérdida de afecto no relacionada con el entorno).

Conducta Negativa-Intrusiva (incluyendo los ítems atemorizantes, Main y Hesse, 1992)

a. Conducta negativa-intrusiva verbal (p. ej. se burla del infante o lo molesta).

b. Conducta negativa-intrusiva física (p. ej. tira de la muñeca del infante).

Confusión de rol (incluye los ítems de Sroufe y col., 1985; Main y Hesse, 1992)

a. Inversión de roles (p. ej. obtiene reaseguramiento del infante).

b. Sexualización (p. ej. le habla al infante con susurros en tono de intimidad).

Retraimiento

a. Crea distancia física (p. ej. sujeta al infante lejos de su cuerpo con los brazos extendidos).

b. Crea distancia verbal (p. ej. no saluda al infante tras la separación).




Tabla 3. Dimensiones Codificadoras de lo Atemorizado/Atemorizante

1. Conductas parentales atemorizantes

p.ej. aparición repentina en el área cabeza/ojo; adopción de posturas de ataque

2. Conductas parentales atemorizadas

p. ej. evitar al bebé

3. Conductas parentales tímidas o de deferencia

p. ej. interactuar con el bebé con la cabeza ladeada y voz suplicante.

4. Conductas disociativas o de aparente trance

p. ej. tono de voz angustiado; cambios de estado inexplicables.

5. Conductas maritales/sexuales hacia el niño

p. ej. besos o caricias sexualizados prolongados.

Klruth@hms.harvard.edu



Este tipo de conocimientos vale la pena comprenderlos y difundirlos el artículo se llama "La disociación y el diálogo infanto-parental: una perspectiva longitudinal a partir de la investigación sobre apego" esta completo en aperturas psicoanalíticas: www.aperturas.org

Artículo completo

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home